Entrenamiento HIIT en la piscina

Puede que se acerque el invierno, pero las piscinas cubiertas son una excelente manera de hacer un entrenamiento de alta intensidad sin todo el impacto. La mejor parte es que no tienes que ser alguien que sepa nadar todos los estilos con soltura (necesitas saber nadar lo suficiente para no crear una situación peligrosa para ti en el agua) en para hacer ejercicio en la piscina. Hay muchos movimientos como rodillas altas, patadas a tope, sentadillas, estocadas y mucho más que puedes hacer para hacer un gran ejercicio en la piscina, especialmente en aguas poco profundas. Y si se encuentra en un área donde aún hace calor, entonces una piscina o incluso el océano (en una superficie plana que excluya cualquier vida marina) funcionará perfectamente.

Los entrenamientos acuáticos son excelentes para aquellos que no quieren un entrenamiento de alto impacto. Dicho esto, aún puede realizar un entrenamiento de alta intensidad y bombeo cardíaco en la piscina. El beneficio es que tiene la resistencia del agua que rodea todo su cuerpo agregando un elemento adicional de intensidad. Al igual que con cualquier otro ejercicio en la piscina, la clave es asegurarse de que se está moviendo y moviéndose con fuerza para aumentar su frecuencia cardíaca. Al final, es una manera fantástica de mezclar entrenamientos, entrenar cruzado y mantener las cosas interesantes.

Lo que necesita: Para este trabajo no se requiere equipo. Sin embargo, si se siente incómodo o no sabe nadar, siempre se recomienda un chaleco salvavidas o un dispositivo de flotación. Los dispositivos de flotación como tablas de flotación, fideos y pequeñas cámaras de aire se pueden usar para sujetar con las manos o sostener el cuerpo.

Necesitarás una toalla para secarte, un gorro de baño si no quieres que tu cabello se moje y un traje de baño adecuado. También tenga a mano una botella de agua para saciar su sed.

Los artículos adicionales como gafas y máscaras de natación son opcionales según sus preferencias de natación.

El entrenamiento: Súbete (¡por favor, no saltes al agua poco profunda!) Y aclimata la temperatura durante unos minutos si es necesario.

Calentamiento – Caminata en el agua – 1 minuto, Trote en el agua – 2 minutos

* 15 – 30 segundos de descanso entre movimientos dependiendo de su tiempo de recuperación. Si el tiempo es demasiado para cualquiera de los movimientos, haga lo mejor que pueda durante el tiempo que considere oportuno.

HIIT: este entrenamiento de intervalos de alta intensidad significa que debe trabajar lo más duro que pueda durante cada movimiento para aumentar su frecuencia cardíaca.

Circuito 1

Rodillas altas – 1 minuto

Patadas a tope – 1 minuto

Tuck Jumps – 1 minuto

Jumping Jacks – 1 minuto

Caminata sobre el agua: 1 minuto (tiempo de descanso: toma agua si la necesitas)

* Repita el circuito 2 veces.

Circuito 2

Desplazamiento lateral derecho – 30 segundos

Desplazamiento lateral izquierdo – 30 segundos

Tread Water Legs Only: 1 minuto (si no sabe cómo caminar en el agua, sustituya los saltos en cuclillas)

Chest Flys – 1 minuto (brazos bajo el agua – realice el ejercicio de Chest Fly usando solo la resistencia del agua)

Caminata sobre el agua: 1 minuto (tiempo de descanso: toma agua si la necesitas)

* Repita el circuito 2 veces.

Circuito 3

Sentadillas (lo más rápido que puedas) – 1 minuto

Corrida de agua – 1 minuto

Estocadas para caminar sobre el agua – 1 minuto

Salto de rodilla alta con agua – 1 minuto

Caminata sobre el agua: 1 minuto (tiempo de descanso: toma agua si la necesitas)

* Repita el circuito 2 veces.

Calentamiento – Trote en el agua – 2 minutos, Caminata en el agua – de 2 a 5 minutos, dependiendo de cuánto tiempo lleve bajar su frecuencia cardíaca.

Asegúrese de consultar a un médico antes de comenzar cualquier nuevo programa de acondicionamiento físico.

Fuente de Margot Rutigliano

Deja una respuesta